Enrollarte y llevarle un regalo a un niño que lo necesita mola. Seguro quienes nos acompañaron en esta campaña hicieron feliz a alguien en el mundo y de paso se llevaron 500€ de descuento para comprar un Aixam. Sí, la compañía francesa de autos adelantó una campaña con La Cruz Roja Internacional. Si llevabas un juguete nuevo, ellos se encargaron de llevarlo hasta las manos de un niño o niña que lo necesitaba.

Herramientas para un Mundo nuevo

Vivimos en medio de cosas y a veces no dimensionamos su importancia. Podemos recordar con facilidad nuestra infancia y coincidimos en que un juguete es nuestro acceso a la felicidad. Cuando somos niños, poco importan las modas, las marcas, las estrellas de la farándula…

Nuestros juguetes son parte de nosotros. Por eso son tan importantes, no sólo son la vía a la fantasía y a otros mundos, sino que van construyendo nuestros valores. Este fue el objetivo de la Cruz Roja y Aixam en esta Navidad: dar felicidad mientras educamos a las generaciones vivan en un mundo mejor. Elige bien tu regalo.

Tutti fratelli: Palomas mensajeras

La Cruz Roja Internacional nació con un lema: “Todos hermanos”. Esa tal vez es la primera vía para resolver todos nuestros problemas: mirarnos a los ojos y saber que lo que hacemos en un lugar del mundo está conectado con todo lo que nos rodea. La Cruz Roja, hoy presente en más de 67 países, ayuda a más de 7 millones de personas en el planeta. Entre sus más de 1000 proyectos filantrópicos anuales estuvo el de volar hasta donde un niño o niña lo necesite a dar un poquito de felicidad.

Un regalo para el futuro

Te sonará topicazo, pero es cierto que una buena acción transforma el mundo. Piensa que en algo tan sencillo como un juguete es capaz de contribuir al desarrollo de los sentidos, de la afectividad, de la motricidad, ayuda a comprender la relación causa-efecto, con el equilibrio, simula acontecimientos imaginados, la imitación, la ficción; desarrolla el razonamiento: ensamblaje, construcción, aumenta la motricidad, coordinación, la autoestima, la atención, la reflexión, el reto, el respeto… Cuando apuestas por el futuro la vida te sonríe.

Valoramos las causas justas

Aixam es una compañía que nació como respuesta a necesidades puntuales de una generación que pedía cambios: conducir coches sin carnet, coches chulos que además redujeran las emisiones de Co2, libertad para tus desplazamientos, reducción de pagos en parking… Por eso se sumó a campañas como la de la Cruz Roja Internacional, porque la Empatía Mola y de paso te llevas un premio por apostarle al futuro.